Poema 147: Algunos días

Algunos díasIMG_7731

Algunos días las cosas no salen bien

y llega la superstición,

los números (sean cuales sean)

se encadenan y ofrecen escenas dantescas

en la imaginación desmesurada

de quien conjura miedo y soledad

con juegos numéricos y alegorías.

 

Algunos días llega el dolor de cabeza,

el optimismo intangible se apaga,

todo se vuelve gris,

mas una vez superado, el mundo se abre

a la innovación, a la mirada poética;

se abren inopinadamente múltiples caminos,

vuelves a observar con devoción

el bidón encendido cuya llama rasga la niebla.

 

Algunos días el cansancio te abruma,

apenas puedes distinguir la solución correcta

en una maraña de datos,

la madurez te enlentece y derrota,

pero ya sabes que no tienes nada que perder:

sigues descubriendo e imaginando,

puedes escribir un poema cifrado

o imaginar la potencia de la luz en un viaje.

 

Algunos días callas, otros navegas aquí y allá

sin caminos ni guía,

hasta que un detalle te despierta,

el juego de la vida, con apariencia aleatoria,

estructuras y caminos, patrones y evolución,

la oculta matemática que todo preside.

IMG_20171208_161718

 

 

 

Anuncios

Poema 146: Otoño en Oporto

Otoño en OportoIMG_7589

El humo de la castañera de Sao Bento

se confunde con la niebla y la llovizna,

tráfico absurdo por entre las estatuas,

una multitud aguarda en la cola de Lello.

 

Libros, bicicletas y suspensorios,

azulejos para ilustrar al pueblo,

un mercado cerrado que parece un cementerio,

todo sorprende en la bocana del Duero.

 

Una voz maravillosa acompaña al órgano en la Sé,

el sonido vocálico nasal me resulta erótico,

como las uñas rojas perfectas de la dependienta

del centro comercial llegado del futuro.

 

Los nombres de las calles adoquinadas

están llenos de prohombres, clérigos, escritores,

alcaldes, políticos y santos.

¿Dónde están las mujeres?

 

En el faro rayado de colores, unos pescadores

flirtean con turistas de impolutos pantalones blancos;

la suciedad se desvanece con la lluvia,

solo el verde de la bajamar permanece.

 

Apenas quedan unas hojas amarillas,

y el hueco vital de miles de turistas,

el fantasma de los vinos en el puerto

y la luz mortecina del puente en la niebla.

IMG_7734

Poema 145: Otras matemáticas

Otras matemáticasIMG_7556

Veo algoritmos borrosos, la fórmula

que nadie entiende,

solo números y letras en un orden,

combinadas de la forma más natural.

 

Veo desorden lógico,

pensamiento atrofiado por el cálculo

conceptos exiliados de los jóvenes cerebros,

el destierro matemático voluntario.

Ostracismo.

 

Los símbolos matemáticos

creados para economizar, distorsionan

la percepción, enmarañan,

crean un metalenguaje médico ilegible,

la idea difuminada entre negros caracteres.

 

Y sin embargo existe la belleza

de un razonamiento, el giro inesperado

hacia una solución elegante,

los cómputos inteligentes perseguidos,

acotados, estimados, evaluados.

 

Existe la trascendencia filosófica de una idea,

el brillo de un descubrimiento en unos ojos,

la sutil interpretación de un fenómeno,

herramientas e historia,

el modelo matemático que ignoramos.

IMG_20171111_120947

 

Poema 144: Un día te quitas las gafas

Un día te quitas las gafasIMG_20171125_114807

Un día te quitas las gafas

y ves un cielo lleno de nubes,

las luces de las farolas al atardecer

son enormes puntos difusos brillantes,

la luna es una mancha

de imposible descripción geométrica.

 

Eres un inválido en medio del parque,

los árboles son fantasmas y las personas

no tienen contorno, solo movimiento.

 

La belleza de los colores otoñales es insufrible,

Impresionismo en estado primigenio,

colores puros, algo de lluvia en mi rostro,

mágica percepción de pequeñas pinceladas.

 

No subsistirías en ese mundo borroso,

quizás necesitaras un lazarillo y mucho ingenio,

o te desprenderías de servidumbres tecnológicas;

la fealdad del asfalto sería un recuerdo

y el tacto de las cosas cobraría vida.

 

Te acercas a un tronco verdoso,

recuerdas que el musgo de la corteza indica el norte,

pasas la mano por la rugosidad del tronco

tratas de fusionarte con el árbol,

los asteriscos de luz y color del entorno se difuminan,

alcanzas un instante de paz y levedad.

IMG_20171123_165356-EFFECTS

 

Poema 143: Alegres

AlegresIMG_20171115_105604

Hay estudiantes que irradian alegría,

comparten su energía, humor, ideas,

se saben privilegiados en el ámbito escolar,

disfrutan de cada día: compañeros, conocimiento,

elevan su pertenencia al grupo

a la categoría de arte efímero e intangible.

 

Hay otros amargados e inhóspitos,

a quienes todo les es debido,

torvos y agrios, pagados de sí mismos,

miran siempre de través o agachan la cabeza,

no puedes esperar nada de ellos.

 

A algunos basta mirarlos para encontrar

brillo en sus ojos,

la fiesta que representa el microcosmos

en el que viven,

emiten nubes de vivacidad e inquietud intelectual,

alimentan cualquier esfuerzo para ellos.

 

Sonrío al imaginar la nube de alegre complicidad,

las risas o el silencio satisfecho mientras razonan,

aprenden, experimentan,

buscan sus caminos vitales,

disfrutan naturalmente de cada instante.

IMG_20171031_143044

Poema 142: Cada día

Cada díaIMG_20171117_171341

Cada día es un tesoro que esconde tesoros:

magia, belleza, misterio, sorpresas,

pequeñas perlas estimulantes,

hilos por los que viajar y continuar.

 

Inmersos en sobrevivir, apenas

alcanzamos a vislumbrar nuestra vida,

estiramos el tiempo y lo estamos encogiendo,

apenas leemos o reflexionamos,

ocupados en inventar eventos,

en sumergirnos en una vorágine

que nos impida pensar en la decadencia.

 

Cada día es una maravilla de imágenes,

ideas, textos breves de conocimiento

o recreo de los sentidos,

pero también de dolor y contrariedad,

de menoscabo personal o de decepción.

 

Cada día está plagado de noticias a toda página,

novedades efímeras voceadas

que duran un instante,

intercambiadas por otras aleluyas,

indignación real o fingida,

abismos que no conocemos pero imaginamos.

 

Cada día es un tesoro inapreciable,

una palabra o la voz amiga que te destaca,

un cómputo inaprensible de pensamientos,

una suma inabarcable de acciones,

la sensación de ser protagonista

en el interior diametral de unos palmos.

IMG_7507

Poema 141: Rítmica

RítmicaIMG_7493

Cuerpos esbeltos, aros, mazas,

disciplina, un torbellino de viajes,

entrenamientos, la cresta de la ola:

suena la música atronadora, concentración,

el equipo es la vida inmediata.

Nada existe más allá,

Ascender, elevar, mejorar;

un fallo da al traste con todo el trabajo,

predispone, eleva y arruina.

Color y movimiento, placer estético,

fotos por doquier;

las familias viven para las niñas,

constante traveling de emociones,

competencia suprema.

El desafío absorbe la vida entera,

motivación y síntesis, deporte,

extremo desarrollo elástico y muscular.

IMG_7468